Bilbao, Max. Aguirre

Bonita reforma de un pequeño apartamento. Gracias a que se han tirado tabiques se ha conseguido que la luz natural inunde todo el apartamento. Además, se consigue sensación de amplitud. La posibilidad de unir el dormitorio con el salón, lo hacen muy diferente, creando aún más esa sensación de grande y espacioso. La separación de ambas estancias está realizada con puertas plegables de herrería y espejos por ambos lados, lo que hace que, estando cerradas, no reducen visualmente el espacio y estando abiertas quedan recogidas de manera que forma parte de la decoración del salón. La iluminación indirecta de todo el apartamento, el tamaño de las molduras escogidas y su diseño apoyadas en ménsulas, tanto en el salón como en el dormitorio, le dan el toque de elegancia que lo hace único y mágico dando como resultado un apartamento funcional y muy acogedor.

Pida presupuesto sin compromiso